La desgracia de ver a todos sus hijos varones morir de niños persiguió a Mahoma durante toda su vida

Muhammad_13Se conocen pocos datos fidedignos de la vida del profeta Mahoma que puedan ser interpretados como verdaderos. Su vida transcurrió entre la predicación y liderazgo religioso de sus nuevos correligionarios. Pero es durante su estancia en Medina cuando Mahoma adquiere el papel de caudillo militar, labor a la que se dedica fundamentalmente en los dos últimos años de su intensa vida. En esta obra nos ocuparemos de analizar solamente esta faceta, sin entrar a valorar las cuestiones religiosas de su biografía.

Pese a que sus hazañas bélicas se enmarcan en escaramuzas de tribus rivales en la agreste península Arábiga, nos pareció importante incluirlo en este catálogo por la importancia estratégica que tuvieron las primeras hazañas bélicas de la incipiente cultura islámica.

Su nombre completo en lengua árabe es Abu l-Qasim Muhammad ibn ‘Abd Allāh al-Hashimi al-Qurashi, que traducido al castellano nos daría Muhammad (مُحَمِّد) o Profeta Muhammad, del que se obtiene Mahoma.

La forja de un Profeta

El primer milagro atribuido al Profeta Mahoma es la bajada de los cielos del arcángel Gabriel ( (Yibril, جبريل), que le abrió el pecho, le sacó el corazón y le extrajo un coágulo negro. “Ésta era la parte por donde Satán podía seducirte”, según se narrar en los hadices (dichos y las acciones del Profeta Mahoma (y de los imanes en el caso de los chiíes) relatadas por sus compañeros y compiladas por aquellos sabios que les sucedieron).

Ssu primeros seguidores fueron los miembros de su familia. Se casó a los 25 años con Jadiya, rica viuda para la que Mahoma trabajaba como mercader de la ruta comercial Damasco – La Meca. Tuvieron seis hijos juntos: dos varones (Qasim y Abdullah, que murieron siendo niños en La Meca) y cuatro mujeres ( ZainabRuqayyahUmm Kulzum y Fátima). Todos nacieron antes de que Mahoma recibiera la primera revelación.

Con cuarenta años, cuando meditaba en una cueva de las inmediaciones de La Meca (hira), tuvo una visión del arcángel Gabriel, quien le confesó que había sido el elegido por Dios (Allah) para propagar su Verdad. Comenzó a tener sus primeros seguidores. De hecho, su esposa Jadiya sería la primera persona en aceptar el Islam después de la revelación, pero su fallecimiento (619) significó para Mahoma ser repudiado por el clan al que pertenecía la mujer, los qurayshí, que, a su vez. eran los guardianes de la Kaaba (símbolo del politeísmo que perseguía Mahoma). Por esta razón veían en el mercader Mahoma un enemigo.

La Hégira (622)

Una de las fechas simbólicamente importantes para la cultura musulmana es la huida de La Meca de su profeta, la que llamaron la Hégira (622) y que marca el inicio del año del calendario islámico. Mahoma se establece en Medina, donde propaga su fe.

Las primeras acciones bélicas musulmanas fueron asaltos de caravanas

Las primeras acciones bélicas que realizaron los primeros seguidores de Mahoma fueron pequeñas escaramuzas contra las caravanas de comerciantes que cruzaban el desierto. Estas iniciativas originaron el primer enfrentamiento con forma de batalla que sostuvieron unos fieles de Mahoma: la batalla de Badr (624), donde se midieron con un Ejército de La Meca, cuyas fuerzas eran tres veces superiores. Sin embargo, los musulmanes lograron la victoria, lo que les espoleó para conquistar las tres tribus judías de Medina (Banu Qaynuqa; Banu Quyrayza y Banu Nadir) y consolidar su fe en la ciudad.

La guerra de las trincheras contra La Meca

Las tribus de La Meca clamaron venganza por la derrota sufrida en la batalla de Badr, y decidieron tomarse cumplida revancha. Bajo la dirección de un jefe tribal, Abu Sufyan, La Meca armó un Ejército de 3.000 hombres y marchó contra La Meca (625 y 627). En el primer encontronazo, ambas fuerzas quedaron diezmadas y el combate acabó en tablas; sin embargo, en el segundo intento de asalto, Mahoma ordenó cavar una serie de trincheras alrededor de Medina para su defensa, lo que permitió no sufrir ningún daño en este choque. Este hecho ha sido denominado por la tradición musulmana como la Guerra de las Trincheras.

200px-Muhammad_14

La conquista de La Meca (630)

Los habitantes de Medina vieron cómo sus propiedades en la Meca eran confiscadas por el nuevo soberano de la ciudad. Por lo tanto, las relaciones entre ambas localidades se deterioraron. Mahoma entabló relaciones con las tribus vecinas, se alió con ellas y montó una gran coalición. Mahoma se vio lo suficientemente fuerte en 628 para entrar en La Meca como peregrino, ya que en la ciudad que le vio nacer se adoraba un meteorito caído del cielo llamado Kaaba. Sin embargo, las autoridades de La Meca no le permitieron la entrada, y Mahoma armó un Ejército de 10.000 hombres para hacerla suya. Sin embargo, los seguidores del Profeta no encontraron resistencia para entrar en ella. Como conquistador, Mahoma (que no estaba presente en ninguna batalla, por prescripción del Corán) se adjudicó 1/5 parte del botín y repartió entre los más pobres las ganancias obtenidas con el rescate de los prisioneros.

La última batalla de este período embrionario de un estado islámico se produjo con la batalla de Hunayn contra los infieles, que a punto estuvo de terminar mal para las huestes musulmanas pero dio pie de cientos de conversiones. Esta batalla significó el dominio de los musulmanes sobre la península Arábiga.

La familia crece

La consolidación de sus conquistas fue el paralelo al aumento de su familia. Tras la muerte de su primera esposa, Jadiya, Mahoma se casó en innumerables ocasiones. Las fuentes le atribuyen entre nueve matrimonios y más de 20.  Está contrastado que contrajo nupcias con Sawda bint Zamʿa al poco de fallecer Jadiya, y con Aisha bint Abi Bakr, hija de su seguidor Abu Bark y su sucesor. Algunas fuentes atestiguan que Aisha tenía ocho años cuando se casó con el Profeta, de 54 años, aunque otras aseguran que este dato es completamente erróneo y que Aisha era más mayor cuando se unió a Mahoma. Sin embargo, el crítico del islam Ibn Warraq sostiene que este matrimonio es la causa que justifica que en Arabia Saudí se produzcan muchos matrimonios infantiles.

Otra de sus esposas fue Mariyah Al-Qibtía, una cristiana copta con la que tuvo su séptimo hijo, Ibrahim ibn Muhammad, quien falleció siendo un niño, como les ocurrió a sus hermanastros varones.

Mahoma falleció el 8 de junio de 632 en Medina tras una corta enfermedad. Cuando ocurrió, contaba con 62 años. Le sucedió el apdre de su tercera esposa Aisha, Abu Bark, quien lideró brevemente a los musulmanes y consolidó las conquistas mahometanas.

A Mahoma le sobrevivieron su hija Fátima y los hijos de ésta. Los chiíes afirman que el esposo de Fátima, Alí y sus descendientes, son los verdaderos líderes del islam. Los sunníes no aceptan esta afirmación, si bien respetan a los descendientes de Mahoma.

Los descendientes de Mahoma son conocidos por diferentes nombres, tales como sayyid y sharif. Muchos líderes y nobles de los países musulmanes, actuales y pasados, afirman ser descendientes de Mahoma con variables grados de credibilidad, tales como la dinastía fatimí del Norte de África, los idrisíes, la actual familia real de Marruecos y Jordania y los imanes ismaelitas que usan el título de Aga Jan.

2 comentarios en “La desgracia de ver a todos sus hijos varones morir de niños persiguió a Mahoma durante toda su vida

  1. Pingback: La guerra ha generado y genera los mayores avances tecnológicos de la Historia | Carrera profesional José de Abajo

  2. La verdad que el profeta durante su vida estuvo más pendiente de la guerra que de la creencia religiosa que pretendía instaurar. El Islam es más una incesante lucha por conquistar a la fuerza que por convencer. Nació luchando y morirá luchando. Es demasiado violento para “vivir”.

    Me gusta

Di lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s