Algunas claves para entender un mapa del tiempo

clima

El tiempo es el estado físico de la atmósfera, en una localidad o en una región, durante un periodo cronológico corto (minuto, día, semana, mes). Es lo que las personas percibimos día a día, y el objeto de estudio de la meteorología. El clima se establece a partir de la sucesión habitual de estados de tiempo. La climatología estudia lo característico de la atmósfera en un determinado lugar o en un área geográfica.

El estudio del clima se basa en los datos meteorológicos. Para ello, el Instituto Nacional de Meteorología (INM) dispone de una red de estaciones meteorológicas, que efectúan sistemáticamente observaciones para tomar datos y caracterizar los elementos del clima.

Es muy difícil representar en un mapa de España zonas climáticamente homogéneas, ya que las situaciones son muy diversas y, por ello, no existen dos zonas con un clima exactamente igual. El mapa de los climas de España que se presenta es fruto de una labor de síntesis con el objetivo de que sea fácil de interpretar. La diversidad de los climas españoles es fruto de la interrelación entre los factores y los elementos que lo determinan.

Los principales factores que afectan al clima de España son de dos tipos:

  • Geográficos: la latitud que, entre otras cuestiones, influye en lainsolación y en la circulación atmosférica, así como en las variaciones que experimenta el clima durante las estaciones. Por otro lado, la situación geográfica y la influencia del mar, junto a las características del relieve generan situaciones climáticas de muy diversa índole, y explican muchas de las variaciones que se producen a escala local. Un ejemplo muy didáctico de la influencia del relieve sobre el clima es el denominado efecto foehn.
  • Atmosféricos: la circulación general de la atmósfera, tanto en altura(donde la circulación general del oeste o Jet Stream tiene una notable importancia) como en superficie, explica que a lo largo del año se sucedan diferentes tipos de tiempo como sucede, por ejemplo, cuando una zona se ve afectada por el paso de un frente o por la llegada de una gota fría.

Entre los principales elementos que definen al clima tenemos:

Si combinamos el análisis de los factores y elementos climáticos, con el de los diferentes tipos de tiempo podremos entender las características y distribución de los principales tipos de clima en España.

En la vida cotidiana, la observación de fenómenos meteorológicos nos permite percibir como van cambiando los tipos de tiempo a lo largo del año.

En los últimos tiempos, y como consecuencia de la actividad humana, muchos científicos están constatando indicios de que se está produciendo un cambio climático. Como parece que nuestro modo de vida tiene mucho que ver con estos cambios, sería bueno reflexionar sobre qué podríamos hacer para reducir sus efectos.

La temperatura y la sensación térmica

La temperatura atmosférica es el indicador de la cantidad de energía calorífica acumulada en el aire. Aunque existen otras escalas para otros usos, la temperatura del aire se suele medir en grados centígrados (ºC) y, para ello, se usa un instrumento llamado “termómetro”.

La temperatura depende de diversos factores, por ejemplo, la inclinación de los rayos solares. También depende del tipo de sustratos (la roca absorbe energía, el hielo la refleja), la dirección y fyerza del viento, la latitud, la altura sobre el nivel del mar, la proximidad de masas de agua…

Sin embargo, hay que distinguir entre temperatura y sensación térmica. Aunque el termómetro marque la misma temperatura, la sensación que percibimos depende de factores como la humedad del aire y la fuerza del viento. Por ejemplo, se puede estar a 15º en manga corta en un lugar soleado y sin viento. Sin embargo, a esta misma temperatura a la sombra o con un viento de 80 km/h, sentimos una sensación de frio intenso.

La humedad del aire

La humedad indica la cantidad de vapor de agua presente en el aire. Depende, en parte, de la temperatura, ya que el aire caliente contiene más humedad que el frio.

La humedad relativa se expresa en forma de tanto por ciento (%) de agua en el aire. La humedad absoluta se refiere a la cantidad de vapor de agua presente en una unidad de volumen de aire y se expresa en gramos por centímetro cúbico (gr/cm3).

La saturación es el punto a partir del cual una cantidad de vapor de agua no puede seguir creciendo y mantenerse en estado gaseoso, sino que se convierte en líquido y se precipita.

Para medir la humedad se utiliza un instrumento llamado “higrómetro”.

Presión atmosférica

La presión atmosférica es el peso de la masa de aire por cada unidad de superficie. Por este motivo, la presión suele ser mayor a nivel del mar que en las cumbres de las montañas, aunque no depende únicamente de la altitud.

Las grandes diferencias de presión se pueden percibir con cierta facilidad. Con una presión alta nos sentimos más cansados, por ejemplo, en un bochornoso día de verano. Con una presión demasiado baja (por ejemplo, por encima de los 3.000 metros) nos sentimos más ligeros, pero también respiramos con mayor dificultad.

La presión “normal” a nivel del mar es de unos 1.013 milibares y disminuye progresivamente a medida que se asciende. Para medir la presión utilizamos el “barómetro”.

Las diferencias de presión atmosférica entre distintos puntos de la corteza terrestre hacen que el aire se desplace de un lugar a otro, originando los vientos. En los mapas del tiempo, los distintos puntos con presiones similares se unen formando unas líneas que llamamos “isobaras”.

PARA ENTENDER UN MAPA SINÓPTICO

De los mapas de tiempo sinópticos de superficie, que presentan las isobaras y los frentes se pueden sacar muchas conclusiones dependiendo de la forma que tengan y la posición en la que se encuentren. Ya hemos visto cómo son, ahora abordaremos qué significan.

Las isobaras adoptan una serie de figuras típicas que, normalmente, están asociadas a unos tipos de tiempo concretos.

Los anticiclones (A) presentan una serie de isobaras cerradas, más o menos circulares, cuya presión va aumentando hacia el centro: la isobara más pequeña. Una presión más baja dentro de un anticiclón se llama borrasca relativa y se señala con una b minúscula. Las más típicas son las tormentas de verano. Los anticiclones están asociados a tiempo seco y soleado, que puede ser bien frío, bien cálido. Es frío cuando el centro del anticiclón se encuentra en las altas latitudes y cálido cuando se encuentra en latitudes tropicales o en latitudes medias sobre el océano.

Las borrascas o ciclones (B) presenta una serie de isobaras cerradas, más o menos circulares, cuya presión va disminuyendo hacia el centro: la isobara más pequeña. Una presión más alta dentro de una borrasca se llama anticiclón relativo y se señala con una a minúscula. Las borrascas están asociadas al tiempo inestable y lluvioso.

Las isobaras se interpretan de manera análoga a las curvas de nivel de un mapa topográfico, y sus figuras remiten a las formas del relieve. Los vientos circulan en la atmósfera siempre de las altas a las bajas presiones, con una pequeña desviación por el efecto desviatorio de Coriolis, lo que da un movimiento espiral que tiene el mismo sentido que las agujas del reloj en el hemisferio norte y sentido antihorario en el hemisferio sur. Al igual que en los mapas topográficos cuanto más cerca estén las isobaras mayor es la «pendiente» y por lo tanto más rápidos son los vientos. En general, los vientos que soplan desde las latitudes bajas traen vientos cálidos, y los que lo hace desde latitudes altas fríos. Los vientos que soplan desde más o menos de la misma latitud traen temperaturas similares.

Dorsal: Se llama dorsal cuando las isobaras de un anticiclón aparece alargadas, con una forma elíptica muy pronunciada.

Vaguada: Se llama vaguada en una borrasca a una prolongación en forma de V más o menos inclinada.

Collado: Se llama collado a la figura que se forma entre dos o más conjuntos, de isobaras cerradas que, se encuentran enfrentadas, de tal manera que en esa figura las isobaras están abiertas. Si los dos conjuntos de isobaras son anticiclones se llama puente, si son borrascas se llama desfiladero.

Pantano barométrico: Se dice que hay un pantano barométrico cuando entre dos isobaras consecutivas hay una gran distancia, de tal manera que los vientos son muy débiles.

Isobaras paralelas: Se dan cuando dos isobaras, una perteneciente a un anticiclón y otra a una borrasca, se disponen de forma llamativamente paralela.

El paso de los frentes indica la zona de lluvias. Las lluvias se producen un poco por delante del frente cálido y por detrás del frente cálido, por delante del frente frío y un poco por detrás del frente frío. Entre ambas zonas se dan lluvias intermitentes y nubes y claros.

La llegada de un frente cálido se descubre en la atmósfera porque comienzan a verse nubes altas: irisadas, cirros, cirrocúmulos y cirroestratos, luego llegan las nubes medias, ya con lluvias: altoestratos y altocúmulos, y por fin llegan las nubes bajas con lluvias abundantes: nimboestratos, cúmulosestratos, cúmulos y estratos.

Dependiendo de la posición de borrascas y anticiclones tendremos diversos tiempos de tiempo.

Si se encuentran en latitudes más altas pero sobre el océano dan una temperatura inferior a la normal, una mayor humedad relativa y algunas precipitaciones, que pueden ser de nieve.

Si se encuentran en latitudes más altas pero sobre un continente dan una temperatura muy inferior a la normal y una humedad absoluta baja.

Si se encuentran en latitudes similares sobre el océano dan una temperatura inferior a la normal, una mayor humedad relativa y algunas precipitaciones en forma de lluvia.

Si se encuentran en latitudes similares pero sobre un continente tendremos una temperatura normal y una humedad relativa baja.

Si se encuentran en latitudes más bajas sobre el océano tendremos una temperatura superior a la normal, una mayor humedad absoluta y escasas precipitaciones.

Si se encuentran en latitudes más bajas pero sobre un continente tendremos temperaturas superiores a lo normal y una humedad relativa baja.

Con todo esto podemos determinar si lloverá o no, la dirección y velocidad de los vientos, las temperaturas mayores, menores o iguales a las habituales, y la evolución del conjunto en las próximas horas. Si además conocemos las características del relieve podemos precisar mucho más fenómenos asociados al relieve, como el efecto barrera y el efecto foehn, o la variación de la temperatura con la altitud, que puede determinar, heladas, nieblas, o que las precipitaciones sean en forma de nieve en lugar de lluvia.

Todo ello concluye con la determinación de tipos de tiempo, por ejemplo: seco, soleado, caluroso, con tormentas vespertinas y vientos flojos; o variable con lluvias y claros a lo largo del día y vientos moderados; o seco, soleado, frío con nieblas persistentes en las proximidades de los ríos, heladas rigurosas y vientos flojos; etc.

MAPA ISOBARICO 1                    MAPA ISOBARICO 2                       MAPA ISOBARICO 3

Di lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s