Mitos y leyendas sobre el Baron Rojo

MANFRED VON RICHTHOFEN, BARÓN ROJO (Breslau, 1892 – cerca del río Somme, Francia, 1918).

baron rojoSe trata del héroe mítico de la aviación alemana de todos los tiempos. Sobre él giró una leyenda que decía que era indestructible. En los anales de la historia están los 80 aviones británicos derribados en la Primera Guerra Mundial antes de que cayera en un acto de guerra alcanzado por las balas enemigas. Gozó de gran respeto por parte de sus enemigos, ya que dejaba escapar a sus contrincantes malheridos. Sin embargo, este noble de educación prusiana fue piloto por casualidad, ya que su carácter intrépido y aventurero le había llevado a pilotar aviones de combate en la Gran Guerra en vez de continuar en la Caballería, cuerpo donde se había alistado.

FICHA TÉCNICA

NOMBRE Manfred von Richthofen, Barón Rojo
CARGO Aviador alemán
VIVIÓ ENTRE 1892 y 1918
LE DEBE SU FAMA A… Derribar 80 aviones británicos en la Primera Guerra Mundial.
DEFINICIÓN COMO MILITAR Intrépido
Primera Guerra Mundial.baronrojo4

REBOTADO DE OTROS CUERPOS DEL EJÉRCITO QUE NO LE SATISFACCIÁN

El carácter inquieto y aventurero de Manfred von Richthofen le llevó a pasar por varios cuerpos del Ejército Alemán antes de encontrar su verdadera pasión: la Aviación. El hijo mayor de un rico terrateniente pasó del cuerpo de Caballería del Ejército Imperial Alemán –donde ganó la condecoración de la Cruz de Hierro- a la Infantería. Sin embargo, la vida en las trincheras no le gustaba. Tanto es así que llegó a calificar la vida en ellas como “aburrida” e “inhumana”. Por este motivo, se alistó en el cuerpo de Aviación.

EN LA ACADEMIA NO DESTACÓ COMO PILOTO

Sus primeras misiones como piloto fue observar y fotografiar el frente Oriental, pero lo que quería era sentir la subida de adrenalina que suponía en combate. El heredero de una rica familia aristocrática y terrateniente de Prusia no destacó en la Academia de Aviación como un consumado piloto.

AS DE LA AVIACIÓN DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL

baronrojo5El mundo de los pilotos se convirtió muy pronto en un colectivo de engreídos, ansioso de gloria y de reconocimiento a sus heroicidades en las batallas libradas en los aires. Se generó una rivalidad competitiva entre los pilotos, con clasificaciones de derribos de aviones enemigos inclusive. Algunos países alentaban esta competitividad, publicando baremos con el número de aviones abatidos por cada piloto.

Buena parte de responsabilidad en esta exaltación de la vanidad la tuvieron los periodistas, que se sacaron de la manga el calificativo de As de la Aviación para definir a los pilotos que igualaban o superaban las diez aeronaves abatidas. Este término fue acuñado por los franceses al apodar al héroe galo de los aires Adolphe Pegoud, que fue condecorado por abatir cinco aeronaves alemanes. Sin embargo, era una clasificación oficiosa, ya que ningún país tenía una clasificación de As de la Aviación como tal.

Ni que decir tiene que el Barón Rojo se había ganado el calificativo de As de la Aviación y su prestigio estuvo por encima de otro número uno alemán: Oswald Boelcke, que llevaba 40 aparatos derribados cuando seleccionó a von Richthofen para el escuadrón de caza Jagdsstaffel o Jasta 2. En sus 20 meses como piloto de guerra alemán (1916- 1918) sumó 80 derribos en 58 misiones culminadas con éxito, un récord no superado por ningún piloto durante toda la guerra.

EL FOKKER SU AERONAVE PREFERIDA

baronrojo1Pese a que el mayor número de hazañas lo consiguió a los mandos de un caza biplano Albatros, su aeronave preferida sería el triplano Fokker.

BARÓN ROJO POR EL COLOR DE SU AERONAVE

Von Richthofen le debe el apodo con el que ha pasado a la Historia al color de su aeronave, rojo. El propio von Richthofen lo había elegido así para que sus enemigos lo reconocieran en la batalla.

SIGUIÓ VOLANDO TRAS RECIBIR UN BALAZO EN EL CRANEO

La anécdota más notoria que alimenta el mito del Barón Rojo fue cuando fue herido en la cabeza por una bala perdida el 6 de junio de 1917. Presumiblemente, ese balazo le incapacitaría para seguir volando, pero continuó volando, lo que le convirtió a los ojos de sus enemigos le convertían alguien que era inmune a la muerte.

MUERTE Y HOMENAJE DEL ENEMIGO

baronrojo3El 21 de abril de 1918 von Richthofen falleció de un disparo cuando sobrevolaba el río Somme, en el noroeste francés. Según la versión oficial provenía del arma del piloto canadiense Roy Brown, que automáticamente se hizo famoso por ser el que acabó con la existencia del piloto invencible. Sin embargo, nuevas investigaciones han esclarecido que quien acabó con la vida del Barón Rojo fue el soldado australiano William J. Evans, que probablemente falleciera sin saber que había sido el que mató al mito del aire.

Los británicos enterraron a von Richthofen con todos los honores militares en el mismo lugar donde cayó su aeronave.

RAREZAS DE UN PERSONAJE QUE SE SENTÍA COMO UN HÉROE

Von Richthofen disfrutó en vida de los laudes de la victoria y de la fama que le reportó. El Barón Rojo celebraba sus victorias encargando copas de plata que llevaban grabada el número de tripulantes que había abatido y la fecha de cada derribo. Sin embargo, después de su derribo número 60 dejó de encargar más copas, al no disponer el fabricante de más plata para su construcción.

El día que murió, von Richthofen llevaba en su avión a su mascota, un perro de nombre Moritz, que salió ileso del accidente del aeroplano.

baronrojo2

Anuncios

Di lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s