¿Qué entiende la sociedad por discapacidad?

La discapacidad comparte la misma vaguedad de definiciones que la dependencia y la autonomía personal.

Hemos visto que el universo tan heterogéneo de situaciones desfavorables para ejecutar las actividades de la vida diaria, como son las situaciones de dependencia y de discapacidad y la potenciación de sus habilidades para defenderse en las actividades de la vida diaria (lo que denominamos autonomía personal) no dispone de una definición única ni homogénea. Esto provoca que no se disponga de un ordenamiento jurídico infalible y ortodoxo para legislar este tipo de circunstancias de una manera inequívoca y constante en el tiempo.

www.divereduka.com

Todas las personas somos distintas, y no por ello somos menos. bajado de Divereduca.

La definición de personas en situación de discapacidad y persona discapacitada no es excepcional a lo relatado anteriormente. Incluso puede que sea la definición que más ha fluctuado a lo largo del tiempo en comparación de las otras dos situaciones con las que comparte la misma realidad (dependencia y autonomía personal). La variación de su definición ha dependido del modelo de partida:

  • Un modelo más rehabilitador, donde prima la recuperación médica, sin fijarse en otros aspectos que rodean al individuo afectado. Así, hace hincapié en “lo que no puede hacer”, sin plantearse los retos de superación personal, sobre “lo que puede hacer”.
  • Un modelo denominado social, cada vez más preponderante desde la década de los sesenta del siglo pasado, y que se apoya en otros aspectos que rodean a la persona afectada, como su integración en el entorno que le rodea. Potencia “lo que puede hacer” y pretende eliminar el “no lo puedo hacer”.

Así, en nuestro ámbito legislativo hemos pasado de denominar a las personas en esta situación como minusválidos “cuyas posibilidades de integración educativa y laboral se hallan disminuidas como consecuencia de una deficiencia en sus capacidades físicas, psíquicas y sensoriales” (LISMI de 1982) a considerarlas como personas con discapacidad, que tienen “deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo que, al interactuar con diversas barreras pueden impedir su participación plena y efectiva en la sociedad y en las mismas condiciones que los demás” (Convención Internacional de los Derechos de las Personas con Discapacidad, 2006).

2,8 millones de personas con discapacidad en España

La Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia (EDAD), realizada en 2008, nos da las cifras de esta realidad. De sus datos estadísticos se extrae que en nuestro país había 2.800.000 personas con dificultades en la realización de als actividades básicas de la vida diaria, de las cuales el 80% percibía unas ayudas que rebajaba sensiblemente la severidad de sus limitaciones (datos del IMSERSO). En sus conclusiones, este Instituto Público admitía que estas ayudas extras permitía a 329.000 de ellas posibilitaba superar estas barreras, lo que reducía el porcentaje de grado total de discapacidad en las actividades básicas de la vida diaria.

Así, un individuo sordo, uno ciego, uno mudo, uno discapacitado físico, uno intelectual, uno con enfermedad mental y uno con una enfermedad neurodegenerativa son integrantes de una misma realidad. Todos ellos tienen alguna dificultad en poder desarrollar alguna de las actividades básicas de la vida diaria. Acciones tan simples como defecar y miccionar, lavarse, vestirse o cruzar una calle no es un asunto que puedan resolver muchas personas, que necesitan ayuda o una simple supervisión para llevarlas a cabo. Y es nuestra obligación ética y moral facilitarles esos apoyos para que su vida sea un poco más sencilla.

El baremo de las actividades de la vida diaria (AVD), que resume las tareas básicas diarias de todo individuo, evalúa las acciones básicas cotidianas y su dificultad –o no- en su ejecución. Este baremo es la base que utilizan los valoradores de la Ley de Dependencia para determinar el tipo de ayudas que necesita una persona con una situación de discapacidad para facilitar su autonomía personal y no caiga o relaje su situación de dependencia de terceras personas o de apoyos técnicos externos.

  • Comer y beber
  • Regular la micción y/o la defecación
  • Lavarse
  • Otros cuidados corporales (peinarse, cortarse las uñas y lavarse los dientes)
  • Vestirse
  • Mantenimiento de la salud (pedir ayuda, evitar riesgos)
  • Transferencias corporales (sentarse, tumbarse, ponerse de pie)
  • Desplazamientos dentro del hogar (acceso a los elementos de la casa)
  • Desplazamientos fuera del hogar (realizar desplazamientos cercanos y lejanos)
  • Tareas domésticas (hacer la comida, la compra, limpiar la vivienda, lavar y cuidar la ropa)
  • Toma de decisiones (en las actividades de autocuidado, de movilidad, de tareas domésticas, de relaciones interpersonales, la gestión del dinero y uso de servicios)

Baremo AVD001

Anuncios

3 comentarios en “¿Qué entiende la sociedad por discapacidad?

  1. Comparto tus palabras y con la mayor claridad que se merece , cundo me expreso que es la discapacidad no seria “vista” cuando tiene el intelecto para seguir con una vida normal si utilizamos de una vez por todas romper las Barreras . Es decidir teniendo una accesibilidad en todos los ámbitos de la vida , tendríamos la autonomía de ser libres ,cuando hoy te limitan a no poder ser independiente . Tener que recurrir a una ley , una convención para hacer valer tus derechos ? y así la falta de cumplimientos de los mismo . Si me dijeras en cual estoy discapacitada ? falta de autonomía por parte de la rehabilitacion difícil explicarte ya que si bien , me manejo a mi manera corriendo los riesgo que me provoca y dolor constante sigo en actividad y varias , a la vez implica no tener esa autonomía personal ya que no poder hacer muchas cosas que las realizaba antes de lo sucedido , estar pidiendo , solicitando me cuesta y lo peor que te vean bien vestida , pintada , coqueta dudan …. pero se te ve bien , caramba no tienes cara de enferma ? no se cual seria la cara ? y reírte menos no deberías de reírte . Sos un discapacitado o incapacitado el rol social te lleva a tomar actitudes y que logran desmerecer como bajar la autoestima . La complejidad de entender o ser mas solidarios , menospreciar si no es como quieres ver ? suelo emplear mi punto de vista somos seres Humanos con alguna limitación que nos impide lograr hacer lo que algunos les cuesta otras cosas ya que si se emplea así TODOS en esta vida tienen una discapacidad , por que todos en alguna manera tiene una limitación ? usar anteojos , hipertension , seguiría ya que son mas visibles y no se ven ??? Muy bueno lo que expresas daría para hablar mucho me gusta realmente .
    Un tema que se habla mucho , se sabe poco y dilata demasiado en esa Calidad de VIDA que es lo importante !

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Por un 33% para las END. Borrador del nuevo baremo de evaluación para adaptarse a la CIF. Parte V | Hablo por no callar

  3. Pingback: Por un 33% para las END. Las razones por las que el borrador del nuevo baremo no se adapta a sus deficiencias. Parte VI | Hablo por no callar

Di lo que piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s