Las razones por las que el borrador del nuevo baremo no se adapta a sus deficiencias (VI)

Tal y como argumenta la Neuroalianza, la Valoración de las deficiencias de los afectados por una END se realiza en las 15 categorías del baremo de valoración. Así que catalogaré los síntomas y las deficiencias más comunes de las ENG, las agruparé en las categorías designadas por el Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, y seguidamente daré la puntuación lograda en una hipotética valoración de grado de discapacidad. También reseñaré las deficiencias que no avala este baremo.

Enfermedad de Alzheimer

Detallé los síntomas más característicos de esta enfermedad en una ocasión anterior. De entre ellos destaqué la amnesia, que es la pérdida de memoria anterógrada y retrógrada. Para valorar esta deficiencia, los técnicos evaluadores se remitían al Anexo 1 A del Real Decreto 1971/1999 de 23 de diciembre, donde se encuentran las pautas generales que han de ser aplicadas en la evaluación del grado de discapacidad de una persona.

Sin embargo, la amnesia no se puede clasificar en ninguno de los parámetros establecidos en este baremo. O mejor dicho: sus síntomas se diluirían en varios apartados; a saber: lenguaje (capítulo 14), retraso mental (capítulo 15) y enfermedad mental (capítulo 16). De esta manera, este síntoma no tendría una valoración específica y las repercusiones que tiene la amnesia (en todas sus fases de afectación) en las AVD no estaría determinada por ninguna tabla en concreto.

Pasaría lo mismo con otros síntomas característicos como la pérdida de capacidad ejecutiva o la agnosia (no reconocer objetos).

Bien diferente sería la afaxia (no comprender el lenguaje) y la apraxia (discapacidad activa motriz). Ambas se evaluarían el capítulo 3, Sistema Nervioso, del Anexo 1 A el que evaluaría esta deficiencia. En concreto, la apraxia está catalogada como “enfermedades evolucionan de modo episódico, en crisis transitorias”. Para estos casos la legislación sugiere al evaluador “tener en cuenta el número de episodios y la duración de los mismos para la asignación del grado de discapacidad”. Igual ocurre con la afasia. Sin embargo, para evaluar este último caso la normativa aconseja utilizar los criterios del capítulo 14. Lenguaje.

La EA afecta a varias zonas del cerebro, que solo se puede diagnosticar en una autopsia. Bajado de http://terapiafisicaufd.mex.tl

La EA afecta a varias zonas del cerebro, que solo se puede diagnosticar en una autopsia. Bajado de http://terapiafisicaufd.mex.tl

Enfermedad de Parkinson

Detallé los síntomas más característicos de esta enfermedad en una ocasión anterior. Todas las estereotipias causadas por este mal (temblor en las manos, s.t.), al igual que la dificultad al caminar son también tratadas en el mismo capítulo que las anteriores; el capítulo 3: Sistema Nervioso. La evaluación de las deficiencias sensoriales y motoras debidas a trastornos del Sistema Nervioso Central debe documentarse en función de cómo afectan a la capacidad del paciente para realizar las actividades de la vida diaria. Dichas alteraciones se valorarán siguiendo los criterios descritos en las Tablas 2, 3 y 4.

 

TABLA 2: Criterios de valoración de discapacidad por alteración de la bipedestación y la marcha (capítulo 3, Sistema nervioso, del R.D: 1971/1999 de 23 de diciembre).

TABLA 2: Criterios de valoración de discapacidad por alteración de la bipedestación y la marcha (capítulo 3, Sistema nervioso, del R.D: 1971/1999 de 23 de diciembre).

TABLA 3: Criterios para la evaluación de la discapacidad por alteración de una extremidad superior (capítulo 3, Sistema nervioso, del R.D: 1971/1999 de 23 de diciembre).

TABLA 3: Criterios para la evaluación de la discapacidad por alteración de una extremidad superior (capítulo 3, Sistema nervioso, del R.D: 1971/1999 de 23 de diciembre).

TABLA 4: Criterios para valorar la discapacidad por alteración de las dos extremidades superiores (capítulo 3, Sistema nervioso, del R.D: 1971/1999 de 23 de diciembre).

TABLA 4: Criterios para valorar la discapacidad por alteración de las dos extremidades superiores (capítulo 3, Sistema nervioso, del R.D: 1971/1999 de 23 de diciembre).

Por su lado, la rigidez de las extremidades se evalúa por medio del capítulo 2, Sistema músculo-esquelético, del Anexo 1 A del Real Decreto 1971-1999, de 23 de diciembre; mientras que mientras que la branicidesia (lentitud de movimientos) no tienen una tabla de valoración clara, aunque alguna de sus consecuencias se clasifica en la tabla 30 del capítulo 2 del Anexo 1 A del Real Decreto 1971/1999 de 23 de diciembre.

TABLA 5: Deficiencias de la extremidad inferior por alteración de la marcha (capítulo 3, Sistema nervioso, del R.D: 1971/1999 de 23 de diciembre).

TABLA 5: Deficiencias de la extremidad inferior por alteración de la marcha (capítulo 3, Sistema nervioso, del R.D: 1971/1999 de 23 de diciembre).

Por último, las referentes a la dificultad al hablar (disartría) se evalúan por el capítulo 14. Lenguaje;

Esclerosis Múltiple

Al igual que con las enfermedades anteriores, detallé los síntomas más característicos de esta enfermedad en una ocasión anterior. Al ser una enfermedad que conozco muy bien, sé  cuáles son los epígrafes que valoran sus síntomas más característicos. Todos los signos citados en el Estado de la Cuestión que tenga un esclerótico serán valorados por varios capítulos: 2 (Sistema Músculo-esquelético); 3 (Sistema Nervioso); 8 (Aparato genitourinario para las disfunciones de vejiga y esfinteriana); 12 (Aparato visual) e incluso 15 (Retraso mental) si presenta signos de deterioro cognitivo.

Como vemos, un caos que no consigue valorar las condiciones incapacitantes de una persona con esta enfermedad en todo su conjunto.

Esclerosis lateral Amiotrófica

Los síntomas detallados en post anteriores tienen las mismas similitudes que las anteriores. Para no ser procelosos y entrar en detalles que no harían más que reforzar la idea de la necesidad de una nueva categoría para evaluar el grado de discapacidad de las personas con Enfermedades Neurodegenerativas, diré que las deficiencias citadas entran en ´los capítulos 2 (Sistema musculo-esquelético para la atrofia muscular) y 3 (Sistema Nervioso para la hiperreflexia, calambres musculares y fasciculaciones).

Enfermedades Neuromusculares

Por último, la multitud de signos y síntomas de las más de 150 enfermedades neuromusculares que están diagnosticadas entran en casi todos los capítulos del Anexo 1 A.

Pincha en los enlaces siguientes para conocer toda la historia relacionada con la reivindicación del 33% de grado de discapacidad para las personas con una Enfermedad NeuroDegenerativa:

¿Por qué se pide un 33% para los afectados por una Enfermedad NeuroDegenerativa?

Historia de una reivindicación

Comparecencia en el Congreso de los Diputados (junio 2015)

Dificultades de un enfermo NeuroDegenerativo en las Actividades de la Vida Diaria

Borrador del nuevo baremo de evaluación para adaptarse a la CIF

El lunes 7 de diciembre publicaré la séptima y última parte de este post, donde expondré las conclusiones de este trabajo de investigación. 

Anuncios