Santa Lidwina fue la primera persona de la Historia que padeció Esclerosis Múltiple

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad relativamente “moderna”. No fue hasta la segunda mitad del siglo XIX -en concreto, hasta 1868-cuando el neurólogo francés Jean Martin Charcot (que fue el primero en describir tanto la EM como la ELA). Sin embargo, la entrada tardía en el historial de enfermedades no es sinónimo de que no hubiera aparecido anteriormente.

De hecho, se tiene constancia de que personajes históricos sufrieron síntomas similares a los que padecen esta enfermedad. Constance Lloyd, la esposa de Oscar Wilde, describe a su hermano  unos síntomas que encajan con los de la Esclerosis Múltiple en 1898. ya habían pasado 30 años desde la primera descripción de Charcot.

Pero ella no fue la primera en padecerlo. En la web de la Federación Española de Asociaciones de Esclerosis Múltiple, Esclerosis Múltiple España, nos ponen en la pista de Santa Lidwina de Schiedam (Schiedam, Sacro Imperio Románico Germánico, 1380 –  ibidem, 1433). Esta moja holandesa, elevada a los altares en 1890, es probablemente la primera persona documentada con Esclerosis Múltiple.

Patinaba sobre hielo

Como toda nórdica que se precie, Lidwina patinaba sobre hielo. Fue ejecitando esta afición con apenas 15 años cuando se cayó y se rompió una costilla. Nada anómalo; pero nunca se recuperó y se quedó discapacitada para el resto de su vida. Sus biógrafos afirman que su cuerpo se fue quedando paralizado progresivamente, a excepción de su mano izquierda. También describen que la sangre vertida de su boca, orejas y nariz. Hoy en día algunos postulan que la enfermedad de santa Lidwina (o Liduvina) es uno de los primeros casos conocidos de Esclerosis Múltiple de la Historia.

 

 

 

 

Haliografía de Lidwina

La caída de Lidwina en el hielo, Madera dibujo de la edición de 1498 de John Brugman Vita de Lidwina ‘s.

Después de su caída, Lidwina ayunó forma continua y adquirió fama como sanador y santa mujer. Los funcionarios de la ciudad de Schiedam, su ciudad natal, promulgaron un documento (que ha sobrevivido) que da fe de su completa falta de comida y de sueño, una falta de ayuno que le dio fama en los contornos. Muchas haliografías dan muestras de su virtud. Uno de estos estados que mientras los soldados de Felipe de Borgoña ocupaban Schiedam, se creó una guardia a su alrededor para poner a prueba sus ayunos, que fueron autenticados.

Lidwina murió a la edad de 53 años. Primero fue enterrada en Schiedam, pero las historias que se contaban sobre su vida le granjeó una gran veneración. Sus restos fueron venerados como auténticas reliquias. Fue por esta razón que en 1615 fueron trasladados a Bruselas, y no fueron devueltos a su lugar de origen hasta 1871. En 1890 el papa León XIII la canonizó.

Lidwina es patrona de los patinadores sobre hielo, de los enfermos crónicos y de la ciudad holandesa de Schiedam.

Anuncios