Trabajan para diagnosticar la Esclerosis Múltiple con solo observar las retinas de los ojos

El proyecto de una investigadora española pretende descubrir los primeros signos de la Esclerosis Múltiple con tan solo observarles la retina de los ojos. Se trata de una idea que ya ha sido puestea en práctica con otras dolencias NeuroDegenerativas como la Enfermedad de Parkinson, además de otras como la diabetes.

Así es. La neuróloga del Idibaps-Hospital Clínic de Barcelona, Elena Hernández Martínez de Lapiscina, está trabajando en una investigación la cual proyecto pretende mejorar el conocimiento de los mecanismos de la enfermedad para desarrollar mejores tratamientos y monitorizar la patología de forma no invasiva para ver si el paciente responde bien al tratamiento. “El doble objetivo es entender mejor cómo se relaciona la inflamación con el daño de los nervios y también poder desarrollar marcadores. Es cierto que ahora mismo es que no tenemos nada que nos diga qué terapia va bien para cada paciente y si éste va bien con esa terapia, simplemente sabemos cuándo falla en el momento en que el paciente viene con un brote de la enfermedad. Pero nos gustaría saberlo antes para poder cambiar la terapia antes de que eso ocurra”, explica la especialista en la Enfermedad de las Mil Caras.

Con esta investigación, la doctora Elena Hernández Martínez de Lapiscina ha sido uno de los cuatro premiados por la compañía farmacéutica Merck en la cuarta edición de sus Becas de Innovación en Esclerosis Múltiple (Grant for Multiple Sclerosis Innovation), que se anunciaron durante un simposio celebrado en Londres en el marco del 32º Congreso del Comité Europeo para el Tratamiento e Investigación en Esclerosis Múltiple (ECTRIMS, por sus siglas en inglés).

OjoEspectroscopia Raman

Para el diagnóstico de la enfermedad a través de la observación de los ojos, la doctora Hernández realiza una espectroscopia Raman, una técnica que evalúa el contenido molecular de los tejidos y ya se utiliza en otros ámbitos como en las conservaciones de cuadros o en biomedicina para ver el contenido molecular de tejidos o sangre y fluido.

“La innovación consiste en que hemos construido un aparato que se parece al de la OCT (tomografía de coherencia óptica), que es un aparato que lanza una señal de láser a través de la pupila y mide el espesor de la retina. En este caso, lo que mide son los metabolitos que hay en la retina”, subraya Hernández.

Pero aún quedan algunos pasos para llegar a un diagnóstico a través de las retinas. Así, a corto plazo, el equipo multidisciplinar de Hernández pretende “discriminar bien los dos fenotipos de formas remitentes y formas progresivas y discriminar los que tienen más riesgo de sufrir brotes”, señala la neuróloga.

Una vez concluida esa fase, el siguiente punto de la investigación será mejorar la tecnología reduciendo el tamaño del aparato y el tiempo de la prueba por debajo de los tres minutos que dura ahora. La investigadora recalca que las dos cosas tienen que ir en paralelo, avanzar en el conocimiento y depurar la tecnología.

Los otros tres trabajos premiados por Merck entre un total de 260 candidaturas de 45 países son un proyecto de la Universidad de Oxford; otro conjunto entre el Instituto de Investigación Médica Israel-Canadá, la Universidad Hadassah Hebrew de Jerusalén y la Charité-Universitätsmedizin de Berlín; y el cuarto es de la Universidad Weill Cornell Medicine-Qatar of Cornell, que también tiene como protagonista a los ojos. Los galardonados compartirán una beca de un millón de euros para continuar con sus investigaciones en este terreno.

Fuente: ‘Los ojos de la Esclerosis Múltiple’. El Mundo.

Anuncios