Los farmacéuticos piden que el enfermo crónico sea más activo en el tratamiento de su enfermedad

Los farmacéuticos proponen a los enfermos crónicos que interpreten un papel más activo en sus enfermedades, y que se coordinen con los profesionales de la Salud que se encargan del seguimiento de su enfermedad para llevar juntos el control de su causa. “Muchos de nuestros sistemas sanitarios a nivel mundial fueron creados en el siglo XX para una sociedad de pacientes agudos, y no para una sociedad de paciente crónicos, muchos de ellos polimedicados, como en la que vivimos”, indica Carmen Peña, presidenta de la Federación Internacional de Farmacia (FIP).

La presidenta de la Federación INternacional de Farmacología, Carmen Peña. Bajado del portal Bueno para la salud.

La presidenta de la Federación Internacional de Farmacología, Carmen Peña. Bajado del portal Bueno para la salud.

Peña describe un nuevo escenario en el tratamiento de las dolencias crónicas que debe de llevar aparejado un nuevo enfoque tanto en los pacientes como en los profesionales que tratan usuarios de este colectivo. Así, la máxima responsable de la FIP describe al colectivo de pacientes crónicos de la actualidad, que es más numeroso y que alcanza mayor edad, lo que debe de obligar a tomar nuevas técnicas de acción en términos de asistencia sanitaria.

Los pacientes crónicos deben de recibir una respuesta integral a su causa

En este aspecto, Peña centra este nuevo enfoque en su sector, el de los profesionales de la Farmacia: “Los pacientes deben recibir una respuesta integral a los problemas que tengan; y para ello se deben promover nuevos servicios que vayan más allá de la dispensación. Necesitamos actualizar el concepto de asistencia sanitaria. Necesitamos derribar barreras y evitar que los pacientes se pierdan en el laberinto de especialidades y de burocracia. Necesitamos preocuparnos más por la integración de los procesos y la coordinación sociosanitaria”, propuso la dirigente del FIP durante la inauguración de unas jornadas farmacéuticas a comienzos de octubre en Castellón.

“El sistema debe servir al paciente y no debe ser el paciente el que siga al sistema”, indicó Peña, y añadió que el paciente debe de decidir sobre el nivel de información que quiere que sea compartido entre los diferentes profesionales para la salud que le atienden.

Por su parte, el presidente del Colegio Oficial de Castellón, Sergio Marco Peiró, también hizo hincapié en el cambio de rol del paciente de un nuevo sistema de relaciones. “Cada día nos encontramos a pacientes más exigentes, por lo que el farmacéutico tiene un nuevo reto. La clave para seguir prestando un servicio basado en la calidad y en la confianza es adelantarse a los cambios y aprender de las necesidades que inquietan a los pacientes”, finalizó.

Anuncios