Un medicamento para los trasplantes de riñón mejora la discapacidad en EM Remitente-Recurrente

Las esperanzas de los afectados por la fase menos virulenta de la Esclerosis Múltiple, la Remitente Recurrente (EMRR), han aumentado después de que las pruebas con Alemtuzumab. Los pacientes que probaron este medicamento en fase de prueba mejoraron en un punto en un test de discapacidad durante dos años en comparación con los que siguieron un tratamiento con interferón beta-1 a.

Profesor Douglas L. Arnold

Este medicamento ya es utilizado para tratar otras patologías como varios tipos de leucemia, además de servir como terapia en los protocolos terapéuticos de trasplante nefrítico o de médula ósea. Es un medicamento que pertenece a la familia de los anticuerpos monoclonales.

Se trata de una investigación internacional, encabezada por el doctor Douglas L. Arnold (Universidad McGill de Canadá) publicada hace unos días en la versión electrónica de la revista científica Neurology, que decidieron utilizar este potente medicamento biológico en fases menos agresivas de la EM, padecidas por pacientes que no han respondido anteriormente a otros tratamientos.

Investigación

La pauta de partida era investigar en grupos de afectados con EMRR y en los que otros tratamientos anteriores habían fracasado. En concreto, se trató de un grupo de 628 personas de varios países, a los que se les suministró o el mencionado alemtuzumab (426 personas) o interferón beta-1a (202).

Durante dos años, los investigadores evaluaron el nivel de discapacidad al comienzo del estudio y cada tres meses durante dos años. Al finalizar el seguimiento, cerca del 28% de los que recibieron alemtuzumab mejoraron al menos un punto en un test de discapacidad con puntuaciones que oscilan de cero a 10, en comparación con el 15% de los de interferón. Además, los pacientes con alemtuzumab tenían 2,5 veces más probabilidades de mejorar su desempeño cognitivo que los que recibieron interferón, y tenían más del doble de probabilidades de mejora en varios signos más discapacitantes como la marcha y la ataxia.

Gavin GiovanonniMientras que muchos fármacos retrasan la progresión de la discapacidad, ha habido pocos datos sobre su capacidad para recuperar la funcionalidad perdida“, explica el investigador Gavin Giovannoni, de la Universidad Queen Mary de Londres (Reino Unido), que alerta que su eficacia se debe balancear con su perfil de efectos secundarios, algunos potencialmente graves, como desórdenes autoinmunes y reacciones a la infusión.

Bibana BielekovaBibiana Bielekova, portavoz de la Academia Americana de Neurología, escribe en un editorial adjunto que es necesario determinar cómo alemtuzumab revertiría el daño, si a través de la reparación de la mielina, la creación de nuevas sinapsis nerviosas, reduciendo la inflamación o mediante algún otro mecanismo.

Toda la información de la investigación se encuentra en la versión web de la revista Neurology: Superior MRI outcomes with alemtuzumab compared with subcutaneous interferon β-1a in MS

Anuncios