El futuro inmediato de la lucha contra la Esclerosis Múltiple se llama Ocrelizumab

La actualidad de la Esclerosis Múltiple en estos primeros compases de 2017 está capitalizada por el fármaco ocrelizumab y las conclusiones de tres estudios realizados por el doctor Xavier Montalban, jefe del Servicio de Neuroinmunología Clínica del Hospital Universitari Vall d’Hebrón de Barcelona, que confirman que este compuesto farmacológico es capaz de frenar los signos y síntomas de la Esclerosis Múltiple Primaria Progresiva (EMPP), una de las fases progresivas de la enfermedad. Recordemos que el ocrelizumab es un medicamento que aún no está aprobado, pese a que se encuentra en fase avanzada de desarrollo. Los primeros resultados avalan que frena la progresión de la EM con efectos secundarios tolerables.

Porque hemos conocido, casi instantáneamente, la evolución de la investigación del ocrelizumab. La noticia de los resultados positivos para el tratamiento de la EMPP, que saltó a los medios en este mes de enero, ya había sido anunciada por el propio investigador catalán durante la celebración del encuentro anual de científicos e investigadores sobre la Esclerosis Múltiple más importante del mundo: el Congreso del Comité Europeo para el tratamiento e investigación de la Esclerosis Múltiple (ECTRIMS), cuya XXXI edición se celebró en Barcelona en octubre de 2015. En aquella fecha, el doctor Montaban atestiguaba que los primeros resultados de la fase III de la investigación habían sido positivos, una noticia que ya dimos cumplida información en este blog (ver El principio del desamparo para los afectados de EM Primaria Progresiva).

Envase de ocrelizumab Un año después, la farmacéutica Roche aprovechó la celebración de la edición XXXII de este certamen para lanzar los resultados en la investigación sobre este fármaco, que también resultaron positivos, según se puede desentrañar de las palabras del profesor Gavin Giovannoni, miembro del Comité Directivo Científico de la farmacéutica: “Estos nuevos datos sugieren que ocrelizumab consecuentemente impacta la progresión de la enfermedad y tiene el potencial de cambiar la manera en que nos acercamos al tratamiento de la EM Recurrente Recidivante (EMRR) y de la Progresiva Primaria (EMPP)”.

The New England Journal of Medicine

Pero faltaban los resultados definitivos. Era cuestión de tiempo… La Fase III concluyó con resultados positivos, que fueron puestos en conocimiento de la comunidad científica a través de la revista médica británica The New England Journal of Medicine. En el artículo Ocrelizumab versus placebo en la esclerosis múltiple progresiva primaria (Montalbán et al, 21 de diciembre de 2016), el también director del Centro de Esclerosis Múltiple de Cataluña (Cemcat) explica que la investigación consistió en analizar datos de 732 pacientes con EMPP aleatorizados en una proporción de dos a uno. En uno de los brazos se inyectó una dosis de 600 mg de ocrelizumab por vía intravenosa, mientras que el grupo control recibió placebo.

El objetivo de este ensayo fue el de comprobar si este medicamento (que se trata de un anticuerpo monoclonal humanizado que ataca selectivamente las células B que expresan CD20) era capaz de frenar la progresión de la discapacidad en los pacientes con EMPP. Los resultados arrojaron una proporción sensiblemente menor de pacientes que mostraron progresión a discapacidad a las 12 semanas de seguimiento en el grupo de intervención (32,9%), en comparación con el 39,3% que alcanzó el brazo de los controles. A las 24 semanas, la cifra en el grupo que recibió el fármaco fue de 29,6%, en contraste con el 35,7% del grupo al que se le asignó el placebo. “Estos datos confirman el perfil de seguridad del medicamento a largo plazo”, admite Xavier Montalbán en una entrevista a Diario Médico. “El ocrelizumab marcará un antes y un después, porque por primera vez abre la vía al tratamiento de la forma progresiva de la enfermedad”, declara el director del Cemcat.

Xavier Montalbán

El doctor Xavier Montalban (c), director del Comité Científico que presentó el estudio aprobado por las autoridades estadounidenses como avance terapéutico en la lucha contra la EMPP. FOTO: SILVIA ARNÁIZ (ESCLEROSIS MÚLTIPLE VALLADOLID).

También más eficaz que el interferón en la EMRR

En un próximo post, analizaremos los resultados de la investigación del ocrelizumab en relación con el interferón beta a-1 en la EMRR, otra prueba más de la eficacia del fármaco.

Xavier MontalbanEn la historia de la esclerosis múltiple, nunca habíamos vivida una década tan prodigiosa como esta última tanto en el diagnóstico como en la terapia”. Xavier Montalbán, jefe del Servicio de Neuroinmunología Clínica del Hospital Universitari Vall d’Hebrón de Barcelona

Anuncios

2 comentarios en “El futuro inmediato de la lucha contra la Esclerosis Múltiple se llama Ocrelizumab

  1. Pingback: Nuevos controles en la manufacturación del Olecrizumab retrasan su comercialización hasta mediados de 2017 | Hablo por no callar

  2. Pingback: El medicamento que reduce las placas en el cerebro sale a al venta en EE.UU | Hablo por no callar

Los comentarios están cerrados.