El deterioro cognitivo de los afectados de EM pide paso en los exámenes neurológicos

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad compleja, con multitud de síntomas y con afectaciones en diversos campos del cuerpo humano. Quizás, el deterioro cognitivo sea uno de los signos de la Enfermedad de las Mil Caras menos tratados por los especialistas, pero lo cierto es que se estima que entre un 40% y un 65% de las personas con Esclerosis Múltiple presentan un determinado deterioro  cognitivo,  siendo  más  frecuente  en  las  fases  avanzadas  de  la  enfermedad.  Y en  torno  a  un  50%  presenta  problemas  emocionales,  siendo  los  más  frecuentes la depresión, la ansiedad y la labilidad emocional.

Ante  una  enfermedad  tan  compleja  y  de  diversa  manifestación  sintomática  y  pronóstico,  en  muchas  ocasiones  el  entorno  social  de  la  personas  con  Esclerosis  Múltiple desconoce cómo tratar y ofrecer apoyo a las mismas y a su familia; ello se convierte en una importante barrera para la integración. Estos síntomas cognitivos generan una gran incomprensión, tanto por parte del propio afectado como de su entorno. Además, nos encontramos la angustia que supone para el afectado que su deterioro cognitivo sea una excusa para eludir responsabilidades en su Vida Diaria. Todo esto prepara un escenario idóneo para problemas de salud de un calado aún mayor, como la depresión o la angustia por no conocer cuál va a ser el desarrollo de la enfermedad.

Poca importancia en los exámenes neurológicos

Deterioro congnitivo en EM

La primera alarma nos la da los múltiples olvidos. Bajado de: Vida y Salud.

En este sentido, Esclerosis Múltiple Euskadi advierte de que no se le suele prestar importancia a los déficits cognitivos leves en los exámenes neurológicos. Sin embargo, en la Vida Diaria de los afectados este deterioro neuropsicológico tiene un peso negativo que afecta a las actividades de la Vida Diaria en diversas áreas: laboral (es una de las principales causas de desempleo), social (introspección del afectado y reducción de las relaciones sociales), vocacional (abandono de actividades de ocio que antes eran habituales)… La asociación e afectados vasca añade otro impacto negativo: el deterioro cognitivo puede obstaculizar la capacidad de beneficiarse de otras terapias rehabilitadoras. De ahí la necesidad de una detección, evaluación y entrenamiento precoces.

En algunos casos, un examen neurológico revela una ambulación normal, mientras que la evaluación neuropsicológica alerta sobre un deterioro en las funciones cognitivas. Esta última prueba permite a los especialistas objetivar esos deterioros de cara al propio paciente, puesto que en algunos casos ellos mismos no son conscientes de estas alteraciones. También revela otros aspectos como su naturaleza (qué funciones resultan alteradas) y su severidad.

El conocimiento del estado de salud mental del afectado también puede ser revelador para su entorno, ya que de esta manera comprenderá realmente qué es lo que les está sucediendo, lo que facilitará la toma de decisiones.

Herramientas para tratar el deterioro cognitivo

Doctora Delicias Muñoz

La Jefa de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, la doctora Delicias Muñoz. Bajado de: Gaceta Médica.

Pese a que estos exámenes están cobrando relevancia en el tratamiento diario de los afectados por al EM, todavía no existe una evidencia suficiente que justifique el tratamiento farmacológico para curar el deterioro cognitivo. Pero no todo está perdido: en la actualidad se están desarrollando diversos estudios, como los que ha puesto en marcha la Universidad de Deusto (Bilbao). Uno es una investigación de corte transversal que tiene como objetivo medir el reconocimiento de expresiones de emociones faciales en pacientes con EM y Miastenia Gravis. Mientras, el segundo proyecto es transversal para afectados de otras enfermedades neurodegenerativas; se titula ‘cambios cerebrales estructurales y funcionales asociados a la rehabilitación cognitiva en enfermedades neurodegenerativas’, y se está realizando con afectados de EM y Parkinson.

Por último, la Jefa de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo, la doctora Delicias Muñoz García, firma en la página de Esclerosis Múltiple EM y Acción  una lista de herramientas para combatir el deterioro cognitivo:

  • Evitar factores que puedan empeorarla. Se ha observado que el hábito de fumar aumenta la atrofia cerebral y el déficit cognitivo.
  • Estimular la reserva cognitiva. Lo que se ha observado es que en estudios de resonancia funcional (es decir, que valora la activación de las zonas cerebrales durante la realización de tareas ejecutivas), el cerebro de los pacientes con EM necesita activar áreas mayores del cerebro para la ejecución de cualquier tarea que una persona sana, lo que produce un agotamiento más rápido. También sabemos, por otra parte, que el cerebro tiene una capacidad enorme de aumentar sus conexiones y poder suplir la función de las células que van muriendo, es lo que llamamos “plasticidad neuronal”. Esta capacidad puede ser estimulada y mantenida con ejercicios de rehabilitación cognitiva. Es por ello que se recomienda a todos los pacientes, que mantengan una actividad intelectual y de trabajo normal, mientras sea posible.
  • Practicar deporte. Se ha demostrado que la actividad física mejorar la velocidad del procesamiento de la información.
  • Dormir suficientes horas. Es aconsejable dormir entre ocho y 10 horas diarias.
Anuncios