Un descanso nocturno deficiente incide en la frecuencia de brotes agudos de Esclerosis Múltiple

Uno de los problemas que nos encontramos de manera más común son los problemas a la hora de conciliar el sueño. La neuróloga del Hospital Universitario de Cruces (Baracaldo, Vizcaya), Mar Mendibe, explica que se trata de uno de los signos de la enfermedad menos estudiados por la neurología. “Los trastornos del sueño (TS) están infradiagnosticados en las personas con Esclerosis Múltiple (EM), pudiendo ser hasta tres veces más frecuentes que en el resto de la población. Los TS no constituyen el motivo de consulta más frecuente y prioritario para los pacientes con EM, pero cuando se les pregunta directamente por ello sí tienen su relevancia”, indica en la web de Esclerosis Múltiple Euskadi.

Porque estaréis de acuerdo conmigo que el sueño reparador es vital para afrontar el día-a-día, que se convierte en una cascada hacia una jornada infernal. Una persona afectada de EM que no ha dormido bien se levantará más fatigada. La fatiga será la base de una debilidad muscular y de una lentitud mayor a la hora de elaborar pensamientos (velocidad de procesamiento más lenta). Incluso aparecerán síntomas que en los días anteriores han podido estar inactivos, como la visión doble, la parestesia (una sensación de acorchamiento de alguna parte del cuerpo) los hormigueos, los espasmos musculares y la disartria (dificultad a la hora de hablar) Ni que decir tiene que el cansancio es un mal aliado de al espasticidad: a menos descanso, mayor rigidez muscular…

En definitiva: el descanso es nuestro mejor aliado para aplacar la virulencia de los síntomas de la Esclerosis Múltiple.

Dormir

Un joven está dormido utilizando sus brazos como almohada. Foto de sampsyo bajo licencia Creative Commons.

Estudio sobre la poca calidad del sueño y la frecuencia de los brotes

Hace unos días ha aparecido un estudio elaborado por científicos de la Universidad de Teherán (Irán) en el que han extraído como conclusión que la frecuencia de los brotes agudos de la enfermedad es mayor cuando la calidad del sueño es baja. Para llegar a este desenlace, los investigadores han trabajado sobre una población de 80 afectados y les han valorado la calidad del sueño.

El portal de enfermos crónicos In-pacient nos expone que los autores observaron que el 87,5% de las personas con brote agudo presentaban una pobre calidad del sueño. Mientras, el 50% de los afectados que tienen un sueño reparador no padecieron brotes.

La interpretación de estos datos ha llevado al equipo a concluir que “las alteraciones del sueño podrían actuar como catalizador de los brotes agudos de enfermedad en personas con Esclerosis Múltiple”.

La detección del insomnio: un trabajo muy sencillo

Como vemos, pagamos muy cara la factura de la falta de sueño. Y nos encontramos que no hay estudios que incidan en este terrible problema. Sin embargo, El procedimiento para diagnosticar los trastornos relacionados con el insomnio, la hipersomnia, síntomas sugestivos de síndrome de piernas inquietas y las apneas de sueño son más sencillos de lo que podemos pensar.

Así lo desarrolla la doctora Mendibe en su artículo. “Cuando se estudia el sueño de un paciente conviene empezar por una buena historia clínica que aborde todos estos aspectos: datos clínicos relacionados con la enfermedad, fármacos (muchos pueden producir somnolencia y otros insomnio), si consumo de tóxicos y estimulantes, estilo de vida, hábitos de sueño, problemas psicológicos o psiquiátricos asociados, enfermedades concomitantes y datos relacionados con la calidad de vida”.

“Detectar posibles trastornos del sueño es algo relativamente sencillo y sin los costes de exploraciones o pruebas complejas, por lo que debería ser una práctica sistemática y habitual en la valoración de las personas con EM”, añade el portal In-pacient.

Por último, para estimular el inicio de estas explicaciones por parte de nuestro especialista, es conveniente determinar los aspectos en los que la falta de sueño incide en nuestra calidad de vida. Para ello, recomiendo realizar el Test que evalúa el insomnio provocado por los dolores de la EM.

 

Fuentes consultadas:

Sahraian MA, Rezaali S, Hosseiny M, et al. Sleep Disorder as a Triggering Factor for Relapse in Multiple Sclerosis. Eur Neurol 2017;77:258–261

Las alteraciones del sueño podrían actuar como desencadenantes de brotes en la EM. Portal de enfermos crónicos In-pacient. 6 de abril de 2017.

Trastornos del sueño y Esclerosis Múltiple. Dra. Mar Mendibe. Esclerosis Múltiple Euskadi. 14 de diciembre de 2015.

Anuncios