La halitosis: el efecto secundario de la medicación de la EM que más incide en nuestra calidad de vida

En los grupos de Facebook sobre Esclerosis Múltiple he visto varias publicaciones sobre síntomas menos conocidos de la enfermedad. ¿Y no conocía casi ninguno! Así que he decidido investigar sobre este asunto y he recopilado varios de estos síntomas que recojo en este artículo. ¡Espero que os guste!

Múltiples causas para tener la sensación de una boca seca

Es un síntoma bastante desagradable. La razón de su aparición puede ser debida a la medicación que tomamos para paliar los efectos de esta enfermedad. Según relata el portal de salud de Terra, el uso prolongado de los medicamentos que pueden provocar esta situación son fármacos expedidos tanto con receta médica como de manera libre (antihistamínicos, anticonvulsivantes, antidepresivos, drogas cardiovasculares, antieméticos, antipsicóticos, sedantes y descongestionantes).

También puede deberse a disfunciones nutricionales. Porque una mala alimentación influye en que sintamos la boca seca.

Mal aliento

Un joven le muestra a su interlocutor que su aliento es fuerte. Bajado de: Wikihow con licencia de Creative Commons.

También las personas sometidas a terapias más incisivas (cirugía, radioterapia o quimioterapia). El portal Vida y Estilo de Terra indica que la radiación en las zonas del cuello y la cabeza incide más en la sequedad de las fosas bucales que las terapias antes citadas.

Lo cierto es que es un problema que tiene soluciones muy caseras. Lo más conveniente es cepillarse los dientes al menos dos veces al día. Terra recomienda que sean con cremas con flúor, pero yo os propongo otros recursos más naturales, como el bicarbonato de sodio.

En nuestro caso (donde la medicación puede tener efectos secundarios como el ardor de estómago) es una alternativa que nos ayuda a combatir este “daño colateral”, además de ser una opción barata (el bicarbonato es un condimento que nos podemos encontrar en todas las cocinas) y saludable (es un producto natural).

La página web Mejorconsalud nos cuenta que el bicarbonato “se ha convertido en un remedio natural para regular el pH del cuerpo y mejorar la salud” y ayuda a controlar enfermedades que están asociadas a la ingesta de medicamentos en la Esclerosis Múltiple como la osteoporosis. ¿Os suena?

Pero como siempre debemos de recomendar: si sufres este problema lo mejor es consultar a tu médico y/o dentista.

Cepillado de dientes

Cepillado de dientesPor cierto, ¿Sabéis cómo debe de ser el cepillado correcto de la dentadura? No debes de hacer mucha fuerza. En primer lugar, yo prefiero los cepillos de cerdas duras, que limpian a conciencia, pero entiendo que para las personas que tengan las encías más débiles o dañadas, este tipo de cerdas no re recomendable para nada.

El cepillado debe de tener un movimiento vertical: de arriba abajo. Primero por la parte posterior de la dentadura (por adelante), para proseguir por la zona de dentro de la boca. Por último, cepillaremos la parte de arriba de los dientes.

Mal olor del aliento

Otro de los problemas que nos encontramos en la boca es la halitosis: el mal olor del aliento. En este caso, el origen parece más claro: la medicación que altera el pH de la saliva. Además, su disminución provoca la sequedad en la boca.

El Instituto del Aliento nos habla de que las causas de este mal aliento tiene diferentes causas (problemas de la boca, del aparato respiratorio, del tubo digestivo, de rutinas diarias y de la nutrición).

Pero quiero hacer hincapié en un síntoma que está muy presenta en nuestra enfermedad y que puede incidir en el mal aliento: el estrés o la ansiedad pueden generar una halitosis verdadera.

También surge otro tipo de mal aliento más “silencioso”. Se trata de la halitofobia, que es el mal aliento que no perciben los propios afectados, pero que existe y que sufren las personas que le rodean. Como la detección de este problema es por vía olfativa, si el propio afectado no es capaz de no identificar el problema, mala solución va a tener. En todos los casos, nuestros reparos no nos permiten comunicar al enfermo sobre este problema, por lo que éste suele mantenerse en el tiempo sin darle una solución.

¿Cuáles son los trucos para evitar el mal aliento?

  • En primer lugar: la higiene bucal, Debemos de tener en cuenta que el consumo de proteínas (carnes, sobre todo) requiere un cuidado bucal más exhaustivo. Un cepillado después del consumo de este producto sería un buen remedio.
  • Consumir agua previene el mal aliento y la sequedad bucal. ¡Comprobado! Al beber este líquido producimos saliva, cuya ausencia provoca la mayor parte de estos problemas. Además, elimina los restos de alimentos de la boca.
  • Por último, evitar el estrés. Algo muy sencillo de decir, pero muy difícil de poner en práctica, ¿verdad? Ya hemos visto que es otra de las causas que producen mal aliento. Entonces, evitar situaciones de ansiedad es una buena terapia para luchar contra este problema.

Fuentes consultadas:

Anuncios