Combate el calor con cubitos y bolsas de hielo en las muñecas, los tobillos, los brazos, la nuca y el pecho

Los rigores de la canícula ya están dejando sus secuelas en nosotros mismos. Esta incesante ola de calor tropical afecta a muchas personas. Colectivos vulnerables como el de las personas mayores, niños, mujeres embarazadas o enfermos crónicos deben de ser más celosos con las medidas de precaución.

Y dentro de este último colectivo nos encontramos nosotros, las personas afectadas de Esclerosis Múltiple. Muchos de nosotros somos más sensibles al calor y notamos cómo se recrudecen algunos de los síntomas más comunes de la enfermedad, como puede ser la fatiga o la espasticidad, entre otras.

Como no podemos hacer desaparecer el sol y acabar con estos calores, la única solución que podemos poner en práctica son trucos para bajar su intensidad y soportarlo mejor. Así que aquí os dejo algunos de esos trucos para hacer más llevadero del rigor de un final de primavera con temperaturas más típicas de un verano riguroso.

Hidratarse

Sin duda, la principal pauta para combatir estos calores es estar hidratado. Las autoridades sanitarias recomiendan consumir dos litros de agua al día para evitar problemas de salud más graves y que nada o poco tienen que ver con la Esclerosis Múltiple.

El portal de salud Mejorconsalud (https://mejorconsalud.com/que-problemas-causa-consumir-poca-agua/) relata problemas circulatorios, intestinales y de riñones derivados de la falta de hidratos suficientes. El deficiente consumo de agua puede generarnos dolores fuertes de cabeza, puesto que el cerebro y los ojos no están recibiendo el agua necesaria

Debemos de beber agua aunque no tengamos la sensación de sed. La falta de hidratación puede provocar deficiencias que nos pueden dar como mínimo un susto en nuestro estado de salud. Así, una severa inflamación en las partes internas y posteriores de los ojos, lo cual puede causar la pérdida de la visión.

Además, falta de agua en el organismo puede ser la principal causante de las cefaleas (como hemos visto antes), la pérdida progresiva de la movilidad, cáncer de colon y vejiga y también pérdida de gran parte de la capacidad de entendimiento y rendimiento físico y mental.

Beber agua

Una jarra vierte agua en una copa con hielo. Bajado de: https://mejorconsalud.com/que-problemas-causa-consumir-poca-agua/

Refrigerarse

El Observatorio de la Esclerosis Múltiple (http://www.observatorioesclerosismultiple.com) recomienda también refrigerarse para bajar la temperatura corporal. “Baja la temperatura de tu cuerpo con cubitos y bolsas de hielo en las muñecas, los tobillos, los brazos, la nuca y el pecho”, indica.

Un buen chapuzón en el mar o en una piscina es una buena actividad para refrigerar nuestro cuerpo. “Un buen baño de agua fría hará bajar la temperatura de nuestro cuerpo”, señala la entidad que lucha contra la Enfermedad de las Mil Caras.

Por su parte Luisa Marinreinoso me ha apuntado un truco personal para bajar la temperatura corporal: ponerse paños fríos en la nuca. Luisa mete en el congelador un paño que después de haberse enfrfado se lo coloca o en la nuca o en la frente.

Planifica las salidas

No conviene caminar debajo del sol en las horas de mayor intensidad lumínica. Es cierto que el sol es la mayor fuente natural de vitamina D, elemental para combatir los efectos incapacitantes de la Esclerosis Múltiple. Pero los baños de sol deben de ser moderados: no queremos generarnos problemas en la piel por un exceso de bronceado.

OK diario (https://okdiario.com) recomienda huir directamente de los lugares soleados y escoger la sombra como hábitat común de estos días. Las creamos de protección solar son de uso obligatorio en los días de calor tropical, y no solo para la playa. Es recomendable utilizarlas con el solo hecho de salir a la calle.

Ropa ligera

Otra de las recomendaciones para estos días de calor sofocante es utilizar ropas ligeras. Por lo tanto, prendas de tejidos más fuertes (algodón, por ejemplo) debes dejarlas en el armario y decantarte por tejidos más vaporosos (sedas, por ejemplo). Es preferible llevar ropas que te queden más holgadas que las que te queden más ajustadas para ayudar a la transpiración.

Ejercicio físico moderado

Bien cierto es que el verano es la época preferida de muchos para practicar las actividades deportivas que no pueden hacer durante el resto del año. Pero también es cierto que las temperaturas muy altas y una actividad física exigentes no combinan muy bien. Si vas a hacer ejercicio físico de alta intensidad, toma medidas de precaución.

El puente

El afectado de EM José F. de Abajo realiza el ejercicio denominado el puente, que consiste en levantar los glúteos apoyado en los hombros y brazos y empujando con los talones. FOTO: JOSÉ F. DE ABAJO.

¡Cuidado en el coche!

Los vehículos tienden a acumular calor. En su interior se experimentan temperaturas muy superiores a las que suele haber en el exterior, sobre todo si han estado expuestos al sol. El efecto más peligroso es que el exceso de calor produce somnolencia. Además, los golpes de calor afectan a los colectivos más sensibles. La recomendación es refrigerar este habitáculo antes de montarse.

Revisa tu botiquín

Tenemos medicamentos que soportan bien el calor, pero otros muchos no. La recomendación de guardarlos en un sitio fresco y seco suele ser la habitual en este tipo de productos, pero no vendría mal leer el prospecto y revisar cuáles son las contraindicaciones de un medicamento sometido a las altas temperaturas.

Fuentes:

Observatorio de Esclerosis Múltiple: http://www.observatorioesclerosismultiple.com/es/vivir/pautas-para-cuidarte/com-evitar-la-calor-a-lestiu-amb-esclerosi-multiple/

Mejorconsalud: https://mejorconsalud.com/que-problemas-causa-consumir-poca-agua/

OK diario: https://okdiario.com/vida-sana/2016/06/14/consejos-luchar-calor-verano-15119

 

Anuncios