#alimentacionEM (2). Alimentos vegetales para combatir la oxidación celular: los polifenoles

En el anterior artículo de la colección #alimentaciónEM os comenté que los alimentos tienen compuestos naturales que pueden interferir en las señales celulares de manera positiva para nosotros, los afectados de Esclerosis Múltiple.

La forma en la que pueden interferir es frenando la actividad celular que nos perjudica; esto es: contrarrestando tanto la oxidación celular como la producción de células inflamatorias asociadas a la EM.

Esto no significa que si consumimos los alimentos que os voy a detallar a continuación (que son los que contienen esas sustancias naturales) nos vayamos a curar o simplemente vayamos a mejorar en nuestra discapacidad.

Hecha esta salvedad os recuerdo el nombre de los tres grupos más importantes de compuestos naturales que tienen propiedades positivas para nosotros:

  • Polifenoles y carotinoides (exclusivamente de origen vegetal).
  • Ácidos grasos poliinsaturados (alimentos tanto de origen animal como vegetal).
  • Vitamina D (origen natural).

En este artículo os voy a detallar los alimentos que contienen el primer grupo de estas sustancias.

POLIFENOLES

Los polifenoles y los carotinoides son moléculas bioactivas que tienen funciones antioxidantes porque disminuyen la aparición de radicales libres. Por esta razón frenan la mortalidad de las células. Estas moléculas están presentes en algunas verduras, frutas, especias, plantas medicinales y bebidas con base frutal como el vino.

La web En buenas manos asegura que los polifenoles tienen “propiedades curativas” (http://www.enbuenasmanos.com/los-polifenoles), ya que destruyen los radicales libres que genera nuestro cuerpo. Estos radicales libres son “unos agentes oxidantes que causan deterioro celular”. Pero nuestro organismo es sabio y para contrarrestarlos segrega enzimas antioxidantes.

Sin embargo, las enzimas antioxidantes no son suficientes para luchar contra estos radicales libres. Entonces, no nos queda otra solución que aportar nutrientes a través de la dieta para neutralizar estos radicales libres.

Infografía

Fuente: CASTILLO-TRIVIÑO, Tamara, et al. Alimentación sana para la Esclerosis Múltiple. Algusto Ediciones. San Sebastián (Guipúzcoa), 2012. ISBN 978-84-940808-0-7

¿Y cuáles son estos nutrientes necesarios para contrarrestar a los radicales libres? Pues las sustancias antioxidantes que se encuentran los elementos fitoquímicos que protegen a las plantas y a los animales que los consumen.

Así pues, “se trata de unas sustancias químicas naturalmente presentes en las plantas, que son las responsables de darles color y sabor, de protegerles frente a los rayos ultravioleta y frente a las infecciones e inclemencias de su entorno”. Dentro de estas sustancias, se encuentra el grupo de los polifenoles.

Podemos diferencias dos grupos: los flavonoides y las isoflavonas. Los primeros están más extendidos en la naturaleza y son en los que voy a hacer hincapié, ya que son los que poseen propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. He destacado seis tipos de flavonoides en la infografía.

Como podéis observar estos seis tipos (con sus propiedades más características), están presentes en muchos alimentos, todos procedentes del mundo vegetal.

Cacahuetes, fresas, chocolate y vino tinto

CacahueteEn este sentido, quiero destacar alguno de los alimentos que he incluido en la infografía. Así, los autores del libro Alimentación sana para la Esclerosis Múltiple (Algusto Ediciones. San Sebastián (Guipúzcoa), 2012), Tamara Castillo-Triviño y Xabier Olascoaga, indican que cacahuetes, fresas, chocolate y vino tinto cuentan con un polifenol flavonoide llamado resveratrol, que es capaz de activar las enzimas reparadoras del daño cerebral (sirtuínas).

Hojas de té verde

Hojas de te verdeTambién quiero destacar las hojas de té verde, que contienen catequina, un componente que tiene una gran actividad antiinflamatoria y antioxidante. La hoja de té verde posee el doble de catequina que los tés rojo y negro, pero para ello debe ser consumido así, al natural, ya que el proceso de fermentación elimina gran parte de esta sustancia.

La forma más común de consumo es mediante infusión. Tiene un sabor fuerte, por lo que es recomendable tomarla poco a poco. Para preparar correctamente una infusión de hojas de té verde no os perdáis este enlace: https://mejorconsalud.com/beneficios-y-preparacion-del-te-verde/, que nos cuenta que “el Secreto del té verde reside en que el agua con el que se prepara no debe llegar a hervir, y la infusión de las hojas no debe superar los tres minutos”.

CAROTINOIDES

TomatePor último, el compuesto más destacado de los más de 700 carotinoides que se conocen es el licopeno. Según Wikipedia, los carotinoides son “pigmentos orgánicos que se encuentran de forma natural en plantas y otros organismos fotosintéticos como algas, algunas clases de hongos y bacterias”. (https://es.wikipedia.org/wiki/Carotenoide).

El licopeno está presente en el tomate, entre otras frutas y verduras (sandía, pomelo rosado o albaricoque). Esta sustancia tiene propiedades antioxidantes y protege a las células de la acción de los radicales libres.

La mejor manera de asimilar el licopero del tomate es consumirlo ya maduro y aliñarlo con aceite de oliva Virgen”.

Fuentes

CASTILLO-TRIVIÑO, Tamara, et al. Alimentación sana para la Esclerosis Múltiple. Algusto Ediciones. San Sebastián (Guipúzcoa), 2012. ISBN 978-84-940808-0-7.

MEJORCONSALUD.COM. Blog ‘Beneficios y preparación del té verde’. https://mejorconsalud.com/beneficios-y-preparacion-del-te-verde/.

VERGÉS SERRA, Marc. ‘Los polifenoles, antioxidantes antienvejecimiento’. Enbuenasmanos.com (http://www.enbuenasmanos.com/los-polifenoles).

WIKIPEDIA. ‘Carotinoides’. (https://es.wikipedia.org/wiki/Carotenoide).

Otros post de la serie #alimentaciónEM

“Es vital el diseño de una dieta para evitar la desnutrición que aflore los síntomas de la EM” (https://profesionaljdeabajo.wordpress.com/2017/09/25/alimentacionem-nutricion-em/).

 

 

 

Anuncios