#cuidandoEM (5). Movilizaciones para llevar a un afectado de EM desde la cama a la silla de ruedas

Ya sabemos que una persona muy afectada por la espasticidad producida por la Esclerosis Múltiple puede verse abocada a desplazarse en una silla de ruedas e incluso, en los más graves: a utilizarla continuamente.

Para evitar problemas asociados a la inmovilidad y a permanecer siempre a en la misma posición en afectados de EM con gran dependencia y que no logran moverse. Para estos casos es conveniente que les realicemos cambios posturales para evitar las úlceras por presión.

Úlceras por presiónLa página web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos (https://medlineplus.gov/spanish/pressuresores.html) señala que las úlceras por presiónson áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo. Comúnmente se forman donde los huesos están más cerca de la piel, como los tobillos, los talones y las caderas”.

Para el caso que nos ocupa, las personas que están encamadas, utilizan una silla de ruedas o no puede cambiar de posición son las que cuentan con más riesgo de padecer una úlcera por presión. Estas heridas pueden causar infecciones graves que pueden provocar incluso la muerte.

En este artículo os daré consejos para realizar los cambios posturales a este tipo de personas y prevenir todos los problemas derivados de las úlceras por presión.

Pautas para los cambios posturales

Antes de realizar un cambio postural debemos de programar las acciones que vamos a realizar. Un cuidado que debemos de extremar cuando tratemos con personal altamente dependientes que no pueden moverse. A estas personas les realizaremos un cambio postural cada hora.

Sin embargo, a las personas que mantienen una cierta autonomía, les animaremos a que cambien de posición en la silla de ruedas o en la cama cada 15 minutos. Una persona sin problemas de movilidad modifica su postura en estos sitios sin ser consciente de que lo hace.

Posteriormente nos debemos de asegurar de que la nueva posición en la que le vamos a colocar no la tenga contraindicada para su estado de salud. Es decir: que la postura nueva que va a adoptar no ayuda a agudizar otros problemas que no conozcamos y que también pueda padecer. Me refiero a problemas del tipo respiratorio, cardiovascular, músculo-esquelético, gastrointestinal cutáneo e incluso psicológico.

La pauta para la nueva postura que va a adoptar la persona sedente en una silla de ruedas es que ésta se sienta cómoda. Por otra parte, la persona cuidadora debe de comprobar el alineamiento corporal y la distribución del peso y del equilibrio.

Movilizar de la cama a la silla de ruedas

Después de tomar en consideración las pautas que envuelven la atención de una persona que necesita ayuda para realizar sus cambios posturales, pasaré a continuación a detallar las acciones concretas para realizar estos cambios posturales a las personas afectadas de Esclerosis Múltiple a los que las secuelas de la enfermedad les impide incorporarse de la cama y/o pasarse a la silla de ruedas por sus propios medios.

  • Boca arribaEn primer lugar, la persona que ayudará en el levantado deberá de evaluar el espacio del que disponemos y la forma en cómo lo vamos a realizar. En todo momento, informará a la persona encamada de las acciones que vamos a efectuar para que se sienta tranquila y reconfortada.
  • Para levantar a una persona de la cama sin que ella pueda colaborar conviene que ésta se encuentre tumbada de decúbito supino (boca arriba). Si no estuviera en esa posición, la persona cuidadora la colocará de esa manera.
  • La mejor forma de girar un cuerpo sobre sí mismo para colocarlo de decúbito supino es estirar el brazo de la persona afectada por encima de la cabeza (si fuerza posible y no tuviera impedimentos físicos) y le cruzaremos los pies. Veréis que resulta más fácil girar a una persona que no puede colaborar.
  • Una vez que está colocara boca arriba, la persona que ayuda al levantado colocará la silla en un lateral de la cama, le quitará los reposapiés y la frenará. Por otro lado, a la persona encamada ya la tenemos de decúbito supino tumbada en la cama. Por lo tanto, procederemos a incorporarla colocándonos a su lado, a la altura del tórax.
  • Sentado en la camaPosteriormente la persona que realiza la movilización colocará un brazo por debajo del hombro de la persona encamada, a la altura del omóplato, mientras que el que queda libre lo utilizará para agarrarle por debajo de la axila que queda más cerca de su cuerpo. Empujaremos con cuidado al cuerpo hacia arriba, con lo que conseguiremos dejar a la persona en una posición semisentada (similar a la de Fowler, una posición anatómica).
  • Seguidamente, la persona que está ayudando a levantar girará el cuerpo del encamado para sentarle en el borde de la cama. Existen varias maneras. La menos “conflictiva” (que menos puede perjudicar a un individuo muy afectado) es empujar desde la cadera más alejada del borde, mientras que con la mano que queda libre acompaña a las piernas en el movimiento. Éstas deberán de quedar colgando en el borde una vez que hayamos finalizado la maniobra.
  • Es el momento que aprovecharemos para vestir a la persona encamada y calzarla. Después, la persona cuidadora proseguirá con la movilización. Ahora el objetivo es sentarla en la silla de ruedas. Para ello, se ayudará de sus piernas, sujetando las piernas de a la persona que acaba de levantar. Mientras, con su s manos, pondrá en posición de erguida a la persona encamada.
  • ColocadoSujetada de esta manera, le hará pivotar sin moverse del sitio, girando el cuerpo en dirección a la silla de ruedas, que se encuentra inmovilizada cerca de ellos. Una vez que tiene a la persona encamada situada en el borde de la silla de ruedas, la persona que apoya en el levantado procederá a sentarla, le colocará la ropa para que no tenga arrugas que le incomoden y le aseará.
  • Le colorará debidamente, dejando la espalda de la persona dependiente junto al respaldo de la silla. Para ello, la persona cuidadora se colocará detrás del la silla y agarrará a la persona sedente de los antebrazos, que previamente le había cruzado sobre su regazo. Desde esa posición, le empujará hacia atrás.

Todos estos pasos vienen reflejados en este vídeo del Gobierno de Aragón:

Fuentes

MEDLINE PLUS. Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. ‘Úlceras por presión’. ‘Introducción’ (https://medlineplus.gov/spanish/pressuresores.html).

GOBIERNO DE ARAGÓN. Vídeo. ‘Pasar de la cama a la silla de ruedas‘. 19 de marzo de 2010 (https://www.youtube.com/watch?v=YvSKxw0Tq3A).

PÉREZ DE LA PLAZA, Evangelina. ‘Auxiliar de enfermería’. McGraw-Hill Education. Febrero de 2017. 978-84-481-8571-8.

Otros artículos de #cuidandoEM publicados

Consejos para mejorar las condiciones medioambientales de nuestra habitación (https://profesionaljdeabajo.wordpress.com/2017/09/10/cuidador-medioambiente/).

Las mejores posturas indicadas para tener un sueño reparador cuando tienes EM (https://profesionaljdeabajo.wordpress.com/2017/09/16/posturas-acostado-dormir/).

Consejos para utilizar las ayudas técnicas eficientes con los que ser más autónomos (https://profesionaljdeabajo.wordpress.com/2017/09/22/consejos-ayudas-tecnicas-avd/).

Ayudas para cuando la EM no nos deja desplazarnos con naturalidad (https://profesionaljdeabajo.wordpress.com/2017/09/28/ayudas-movilidad-personal/).

 

Anuncios

Un comentario en “#cuidandoEM (5). Movilizaciones para llevar a un afectado de EM desde la cama a la silla de ruedas

  1. Pingback: #cuidandoEM (6). Dispositivos para reducir el efecto de la incontinencia urinaria de esfuerzo y de urgencia | Hablo por no callar

Los comentarios están cerrados.